Grito contenido (o pospuesto)

Esta entrada se ha terminado de escribir a las 20.35 del sábado 8 de marzo. La rabia y la indignación hacen que me cueste callarme. Sin embargo, por respeto a la jornada de reflexión, no se publicará hasta después de cerrarse los colegios electorales.

Hoy sobran motivos para gritar. O para indignarse en silencio, mordiéndose la lengua y tragándose la rabia.

La infame alianza de gobierno de Ezker Batua / Izquierda Unida, de Madrazo y Llamazares y todos los que los secundan, con los asesinos de Isaías Carrasco. Y que encima ahora haya que congratularse de que decidan retirarles su apoyo, como si ANV acabase de revelar lo que es. Como si antes no lo supiéramos. La desvergüenza de quienes ahora se muestran duros y firmes, después de haberles dado sus votos a estos asesinos.

Pie de foto.- En cambio, ser socios de gobierno de los terroristas no afecta en nada a la salud democrática
La alcadesa, cuyo mismo nombre parece una cruel paradoja o una burla despiadada: Inocencia, se llama. Y sus esbirros. Que ella sea alcaldesa y ellos concejales y que entre todos estemos pagándoles, financiando la muerte. Que se tomen unos días libres aprovechando la situación o para quitarse de en medio después de negarse a condenar el atentado (aunque más vomitivo aún habría sido presenciar el espectáculo de que encima andasen condenando hipócritamente el asesinato). Que intentasen poner obstáculos a la instalación de la capilla ardiente en el ayuntamiento. Que la tal Inocencia hubiese pertenecido con anterioridad a Batasuna y aun así esa lista no se impugnase. La indignidad y la indignación.

El editorial cínico e hipócrita hasta dar náuseas de El País, que además de meter cizaña en jornada de reflexión (¿les suena?) parece decidido a reescribir la historia de lo que ocurrió hace cuatro años, inviertiendo los términos y olvidando el terrorista suicida de su propio grupo y los “pásalo” y los ataques a sedes del Partido Popular, los gritos de “asesino” a Aznar y el “merecemos un gobierno que no nos mienta” de Rubalcaba.

COMO CUATRO años atrás, la cita con las urnas llega manchada de sangre por la acción vil del terrorismo, esta vez ejecutada por la mano de un cobarde pistolero de ETA. Como cuatro años atrás, los ciudadanos llegan a la jornada de reflexión acongojados por la sinrazón de la violencia (…)
Sin embargo, como si de una maldición se tratara, al dolor del asesinato del ex concejal socialista Isaías Carrasco se unió anoche, una vez más, para estupefacción y rabia de muchos ciudadanos, la incapacidad de ciertos políticos para estar a la altura de las circunstancias. Como en 2004, el PP vio en el atentado la posibilidad de desgastar al rival y obtener réditos electorales.

Al margen de los niveles de cinismo alcanzados por El País, es cierto que la insistencia del Partido Popular en defender sus posiciones en mitad de lo ocurrido y a dos días de las elecciones resulta como mínimo poco elegante. En realidad, me parece francamente mal. No por el PSOE ni por el gobierno ni porque no tengan razón en este punto en concreto, sino por la familia de la víctima. Y es una actitud muy reprobable, digo, aun a pesar de que una parte de la responsabilidad de ese desmarque la tienen también los defensores del “cordón sanitario”, porque las propuestas del PP –la retirada de la autorización para negociar y la insistencia en que no habrá diálogo político– no parecen precisamente barbaridades. De hecho, el propio PSOE parece (ahora, claro) estar de acuerdo con el espíritu de las mismas: ¿por qué, entonces, se niega a renunciar a ese permiso? ¿Quién intenta arrinconar a quién? En el transcurso de estos cuatro años, ¿quiénes son los que han cambiado de postura en este asunto al albur de las circunstancias?

En fin, me voy por las ramas. Lo que quería decir era otra cosa: me parecen mal o muy mal determinadas actitudes del PP, y creo que como todos ha intentado desde el primer momento barrer para casa [recordemos que el PSOE intentó colar un “vota con todas tus fuerzas” disimulado en el comunicado conjunto de los grupos políticos, y reconozcamos también que las llamadas insistentes a una alta participación no son –no pueden ser– inocentes]… Y sin embargo, qué quieren que les diga: hay reproches que se me hacen pequeños ante otras ofensas de mayor calado y trascendencia.

Ante la vergüenza ajena y el asco que me provocan quienes se prestan a ser socios de gobierno de los asesinos, como ha hecho Izquierda Unida –y no sólo en Mondragón–.

Ante la rabia de saber que tal vez hayamos pagado entre todos esas cinco balas, porque ETA está sentada en las instituciones: sin entrar a valorar intenciones (no soy de las que piensa que el PSOE tenga planes maquiávelicos, pero no hay que ser mala persona para ser un inútil como gobernante), el inmenso error de no haber instado a la ilegalización de ANV en su momento no es precisamente cuestión menor.

Y ante la desvergüenza de un periódico que, ahora sí, ha terminado ya definitivamente de perder cualquier atisbo de credibilidad y de dignidad: para reescribir la Historia ya tenemos a Pío Moa, señores. Ya está bien de tomarnos por imbéciles.

Cabe una última reflexión que, al margen de la indignación, sólo deja un poso de tristeza. Si todos estos son los que por naturaleza deberían ser “los propios”, una se pregunta forzosamente si tendría que renegar de su naturaleza: hay cosas por las que una servidora no puede pasar ni aun tapándose la nariz.
Este país necesita una izquierda digna y votable: alejada del sectarismo de buenos y malos, con la mirada proyectada hacia el futuro y no hacia el pasado, respetuosa con la libertad individual, con sentido de Estado y capaz de dedicarse a algo más que el onanismo ideológico, la autocompasión y la queja amarga. La necesita este país y la necesitamos muchas personas de tendencia socialdemócrata (más o menos marcada), las que aún nos negamos a votar con las vísceras y el instinto y consideramos preferible hacerlo con la cabeza.
¿Es tanto pedir?


[Por cierto: nada de esto es nuevo (aunque en el caso concreto de El País, se superan por momentos). Todo esto era perfectamente visible para quien quisiera verlo, y observaciones en la misma línea, aunque ciertamente en un tono ligeramente más sosegado, llevan mucho tiempo apareciendo en este blog. Quede ello anotado en
previsión de futuras tonterías que haya que oír.]

Aclaro: la única responsable del asesinato del viernes es la banda terrorista ETA. Mis críticas a la política del partido socialista en el gobierno y a la presencia de ANV en las instituciones no implican que esté dispuesta a aceptar ninguna insinuación de lo contrario. Me parece inadmisible, ruin y políticamente abominable cualquier pretensión de atribuir esta muerte –o cualquier otra– al PSOE o a sus votantes (como inadmisible, ruin y abominable era gritarle “asesino” a José María Aznar tras el 11-M).

6 Responses to “Grito contenido (o pospuesto)”


  1. 1 boomer 9 marzo 2008 a las 21:38

    Que no saquen mayoría absoluta,que no saquen mayoría absoluta,que no saquen mayoría absoluta,por favor!

  2. 2 my blue eye 10 marzo 2008 a las 12:19

    No había leído ese editorial de El País, pero no me sorprende. La sensación que tengo es que, cuando ETA acaba de asesinar a un socialista a dos días de las elecciones, ha jugado tan maquiavélicamente contra eso que llaman “el Estado español” como le ha sido posible. Un hombre es asesinado, pero esto no es lo importante y no lo ha sido ni para los partidos políticos ni para nosotros, los votantes. Lo importante es la guerra ideológica, por lo visto lo es siempre. Finalmente, habrá que darles la razón a los de ETA: lo suyo sí es un juego político, si nosotros mismos lo hemos convertido en ello.

  3. 3 Jose 10 marzo 2008 a las 13:49

    Alguna vez podrias decir que este pais necesita tambien, y a gritos varias cosas mas: como una derecha digna, partidos minoritarios, sistema electoral distinto (nacional y no por circunscripciones) en vez de cargar siempre hacia el mismo lado (aunque eres libre de hacerlo claro). En el caso del atentado y demas… me parece indigno que nadie se haya quejado ni antes ni durante la campaña (siendo un arma anti IU en las nacionales) del caso “Arrasate”… pero como estoy en contra de la ley de partidos y de ilegalizaciones ideológicas (como he explicado) en mi blog… Si EB llegó al acuerdo de que lo mejor era un gobierno con ANV para la política local de Arrasate pues libres son. También de hacerlo público y perder votos por ello. Pero me parece fatal que censures a un partido por aliarse con otro partido. Me parece mas natural que dos partidos de extrema izquierda como son EB y ANV se alien, que que se alien EB y PP o PNV. Desde luego. Mas coherente. La utilización de los atentados y la victimas tanto de PP como de PSOE (aunque en mayor medida de la derecha) ha sido vomitiva. Pero peor ha sido la actitud de distintas asociaciones (tanto la de ALcaraz como la de Manjón) olvidándose del propositio de una asociación de victimas de terrorismo y haciendo política generalista (¿QUE COÑO Pintaba la AVT en las manifestaciones pro-familia ultracatólica?).Ademas, y como consejo, creo que existen muchas otras cosas cosas además de la política antiterrorista. No creo, y quizás aqui se me echen encima, que el terrorismo sea el principal asunto del estado español (si de los principales, pero mas muertos hay en accidentes laborales, violencia doméstica (que no de genero) o accidentes de carretera, menos libertad se respira en algunos barrios por mafias sean de derechas (como Serrano) o marginales o extranjeros o de izquierdas, etceterísima.

  4. 4 Irene 10 marzo 2008 a las 21:58

    Boomer, si te digo la verdad no sé si habría preferido la situación actual o una mayoría absoluta (y ya sabes el cariño que le tengo a Zapatero). Al menos la mayoría absoluta habría supuesto una menor supeditación a los nacionalismos (que bastante tenemos con lo que ya de por sí es ZP).My blue eye, totalmente de acuerdo. Y poco más que añadir respecto a lo que dices (y lo peor es que todos nos vemos arrastrados por ello: me empeñé en no publicar hasta después de las elecciones, pero las reflexiones inevitablemente estaban ahí, en mi mente). Jose… Podría decir muchas cosas, es cierto, y algunas de las que mencionas las he dicho aquí alguna vez: sin ir más lejos lo del sistema electoral (leete posts antiguos). Lo de los partidos minoritarios lo podría decir si lo considerara una prioridad absoluta (y te lo dice alguien que ha votado a uno de esos “partidos minoritarios”). Me parece importante en la actual situación –coyunturalmente, por tanto–; pero renunciaría a toda existencia de partidos minoritarios si alguien pudiese garantizarme a cambio que los dos partidos mayoritarios mantienen un mínimo de decencia. Y sí, sé que eso es imposible en este país (a la vista está, por parte de ambos), pero por otra parte por lo visto también lo es en el caso de muchos partidos minoritarios. Y en cualquier caso, creo que las mayorías estables de gobierno son necesarias, qué quieres que te diga.Lo de la derecha digna, qué quieres que te diga. Estoy totalmente de acuerdo; pero me ocurre como con tantas otras cosas, que ciertas indignidades me duelen mucho más viniendo de los que considero mi “opción natural” de voto. Está claro que eso es algo que no comparte buena parte de la población, siempre más dispuesta a ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio; para mí, sin embargo, siempre decepcionará más la gente de la que se esperan ciertas cosas que aquellos a los que en un principio sólo recurriría en situaciones de cierta gravedad. Sí, ya sé que en un sistema bipolarizada las críticas a la propia opción están mal vistas; si te digo la verdad, me siguen pareciendo necesarias. No porque yo vaya a salvar el mundo, que sé que no, sino porque al menos siento algo menos de vergüenza al mirarme al espejo (y desciendo ya a lo personal: no soportaría andar continuamente justificando, sencillamente porque soy de tendencia socialdemócrata, al PSOE frente a la malvada derechona –no me soportaría a mí misma, quiero decir–).En cuanto a lo otro, los pactos de ANV y EB, si no me he quejado antes es básicamente porque no lo sabía (sí sabía, y se lo reprochaba, aunque no al mismo nivel, que no han apoyado nunca si ilegalización). Por lo demás, la legitimidad de cualquier pacto político y de cualquier ideología se acaba donde empiezan los asesinatos. (Entre otras cosas, porque el próximo asesinado con dinero de los contribuyentes podría ser amigo mío, sin ir más lejos.) Sintiéndolo mucho, no concibo que cualquier demócrata de verdad no vea como ideológicamente más cercano a cualquier otro partido democrático –el que sea– que a un puñado de terroristas.Siempre podrías decirme que ANV no da los tiros. Quizá sea cierto. Por otra parte, Hitler seguramente no mató un solo judío en su vida. No me vale.Respecto a las asociaciones de víctimas, estoy de acuerdo: es vergonzoso.En cuanto a la importancia del terrorismo, te puedo remitir a otros varios posts, porque no me apetece otra vez repetir en qué se diferencian unas cosas de otras. Baste con apuntar que hasta donde yo he podido comprobar los accidentes de carretera no coartan mi libertad política. Por otra parte, los accidentes de carretera y todas las demás lacras (incluyendo el terrorismo) no creo que sean problemas “del estado español” (aunque también, en la medida en que es responsabilidad suya resolverlos), que no es más que un conjunto de instituciones, sino de la CIUDADANÍA española, de los españoles (ahora puedes acusarme de malvada españolista :-P).

  5. 5 Jose 10 marzo 2008 a las 23:40

    Claro, te invito a que leas mi blog… sería largo explicar (incluso en mi blog he sido escueto) por qué estoy en contra de la ilegalización de cualquier partido político. Y creo que, como en el caso de Catalunya, la situación en Euskadi se ve muy distinta del Ebro “Pabajo”… pero muy muy distinta. Me sorprenden mucho cuando oigo y/o leo algunas opiniones que hacen pensar que Euskadi es Kenia… y no, no (además de que los vascos no corren tanto)

  6. 6 Eliahh 11 marzo 2008 a las 10:01

    “Hiere más a quien se quiere, que de quien sólo mal se espera.”Bueno, por un lado, confesar que estoy en contra de las mayorías absolutas. Me parece mucho más sano un sistema de mayorías simples, eso por descontado, pero que para cada ley se tenga que negociar.De hecho, esto implica que también me parecen de chapuza democrática los famosos pactos para toda la legislatura, como los que se hicieron con CiU en su momento y los que se rumorean ahora, simplemente por el hecho de ser mayorías absolutas encubiertas.Ojalá, y sé que es imposible, los partidos nacionales se pusieran de acuerdo por una vez en temas en los que, espero estén de acuerdo.No creo que ninguno quiera que la educación sea mala o la sanidad, así que partiendo de ahí, intentar buscar un consenso en cuanto al modelo no debería ser tan difícil como nos hacen ver.Pero bueno, mientras el señor Zapatero diga que la Ley Electoral lleva 30 años y algo de bueno tendrá, y que cualquier ley será imperfecta, se ve que la gente que pensamos que debe haber voces diversas en el Parlamento no estamos de enhorabuena.Obviamente, creo que IU ha perdido muchos votos, desde hace ya muchos años, por su imperdobable alianza en el País Vasco.Y la gente lo sabe, al menos, los que le dieron 21 diputados en el 1996 sí lo saben, y por eso ahora están donde están.Confío en que esto les haga recapacitar ésa y otras decisiones, y por deferencia con los del resto de IU que en otras provincias dicen lo que nadie dice, no los lleven definitivamente al agujero.Y bueno, pensaba que tu última entrada iba a ser sobre otro partido minoritario, así que aunque no lo sea te doy la “enhorabuena” por el éxito cosechado ;)Siento que el nivel de la entrada sea más flojo, hoy no estoy tan inspirada.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




La abajo firmante

CONTRATO ÚNICO INDEFINIDO

UN CONTRATO PARA EMPLEARLOS A TODOS. Firma por el contrato único contra la dualidad y la precariedad en el mercado de trabajo.


A diferencia de la memoria, que se confirma y refuerza a sí misma,
la Historia incita al desencanto
con el mundo.
(Tony Judt)


Quien dice Historia dice sacrilegio.
(Tzvetan Todorov)


Únete a otros 11 seguidores




La imagen de cabecera, Old Machinery, es de DHester y se distribuye bajo licencia Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: