La justicia de los vencidos

A día de hoy, si se entra en la versión digital de El País, se encuentra abajo y a la derecha un recuadro, con foto del juez estrella incluida, que remite a una serie de artículos dedicados a su recién hallada vocación de historiador y, por extensión, a la cuestión de las fosas comunes y de la mal llamada memoria histórica.

Por lo demás, me consta, y tal vez lo recuerde asimismo el lector, que en días pasados la llamada a ese mismo espacio aparecía en un lugar mucho más preeminente de la web del diario socialdemócrata por excelencia. [Socialdemócrata entre comillas, claro, como el partido al que defiende. Pero esa es otra cuestión.]

Lo llamativo es que un medio que mantiene una sección con ese encabezamiento no se haya dado por enterado de ciertas noticias:

Terminada la guerra (abril del 39), mi listado de víctimas arroja 982 nombres. Una de las dos últimas fue el coronel Luis Barceló. Habla para Crónica su nieto, Roberto Company Barceló: «Lo fusilaron los antifascistas traidores y derrotistas. A nuestra familia no nos queda ni el consuelo de que fuera ejecutado por Franco, como el resto de republicanos». Un abuelo más entre los olvidados.

Hay que ver. Con lo bien que le hubiera ido a este asunto el heroico titular: La justica de los vencidos.

Leído así, resulta casi macabro y la palabra justicia cobra unas connotaciones distintas. No deja de ser interesante el asunto, lingüísticamente hablando. De las diversas interpretaciones posibles de un sintagma nominal.

Supongo que estos muertos, sencillamente, no son de nadie. Que nos descuadran las cuentas.

5 Responses to “La justicia de los vencidos”


  1. 1 dA 16 septiembre 2008 a las 17:28

    Muchos preferirían seguir en el anonimato que participar en el machaqueo continuo de estos políticos. Por cierto me han dado vía libre para hacer el proyecto del Máster sobre la Guerra Civil, ya te informaré. Un beso!

  2. 2 Irene 16 septiembre 2008 a las 17:39

    100% de acuerdo.Y sí, ya me contarás🙂

  3. 3 Anonymous 16 septiembre 2008 a las 18:06

    “Dejad que los muertos de acerquen a mí” Cuidado que hay amenazas de publicar la lista negra de “matarojos” por cortesía de Público. Un saludin

  4. 4 Irene 16 septiembre 2008 a las 18:19

    ¿Cómo es eso? No encuentro la noticia y me ha dejado usted intrigada.Por cierto, ¿con quién hablo?

  5. 5 Eliahh 16 septiembre 2008 a las 23:28

    Sigo pensando que hasta que no aceptemos que fue una guerra, y que los muertos lo son sean del bando que fueren y los matara quien los matara (que también había anarquistas y otras corrientes olvidadas en esta guerra de blanco o negro), no podremos pasar página.A ver si de una vez vemos un poco de luz en este mar de rencores.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




La abajo firmante

CONTRATO ÚNICO INDEFINIDO

UN CONTRATO PARA EMPLEARLOS A TODOS. Firma por el contrato único contra la dualidad y la precariedad en el mercado de trabajo.


A diferencia de la memoria, que se confirma y refuerza a sí misma,
la Historia incita al desencanto
con el mundo.
(Tony Judt)


Quien dice Historia dice sacrilegio.
(Tzvetan Todorov)


Únete a otros 11 seguidores




La imagen de cabecera, Old Machinery, es de DHester y se distribuye bajo licencia Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: